El Caballito Ponnie con una crin que se peina y una silla de montar integrada. El aspecto de los caballitos es obra de la diseñadora checa Olga Šímová. El Caballito Ponnie tiene una crin y una cola que se pueden peinar y permiten hacer trenzas. El mecanismo está diseñado para que la silla no sobresalga de la construcción del caballo y no perturbe la vista, como en productos parecidos, con lo que resulta excelente para montar.